Hysteria RP
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
Ir abajo
aranpito
Mensajes : 1
Fecha de inscripción : 07/07/2021
Ver perfil de usuario

Historia Axel Jones Empty Historia Axel Jones

Miér Jul 07, 2021 2:12 pm
Nick Discord: aranpito#4029
Edad real del jugador: 18
Nombre completo:Axel Jones
Fecha de nacimiento: 1 de Agosto, 1999
Lugar de nacimiento: Traverse City, Michigan, USA
Familiares del personaje: Nicki Jones (hermana)

Estudios:
Educación Secundaria.
Grado Medio Diseño Gráfico.
Curso Higiénico Sanitario.
Autodidactismo: Defensa personal, conocimiento de armería y tatuaje.

Experiencia laboral:
Aprendiz de tatuador en Traverse City.

Objetivos y motivaciones: Sus principales objetivos son superar su pasado, encontrar a su hermana y demostrarse tanto a sí mismo como a ella su fuerza y valentía.

Virtudes: Le caracteriza su honestidad y lealtad con los suyos, algo que se puede notar sobretodo con su hermana. También es empático con estas personas.

Defectos: Se considera a sí mismo cobarde y le cuesta confiar de primeras en la gente, puesto a que siente que todo el mundo le va a hacer daño. Por este mismo motivo puede llegar a resultar arisco e incluso en ocasiones agresivo.

Miedos: Su mayor miedo, a pesar de intentar negarlo y disimularlo, es el rechazo de la gente.

Aficiones: Dibujo, tatuaje; jardinería.

Gustos: Naturaleza, arte, armas, café, drogas, motos.

Disgustos: Política.

Personalidad: Vivió en una falsa inocencia bajo el rechazo de su entorno, por lo que en su infancia creció como una persona débil y pasiva. Conforme pasaron los años, comenzó a tener una forma de ser vacía y fría, lo que le haría desarrollar también cierta agresividad. Aún así, con sus personas más cercanas, se muestra como alguien totalmente distinto: humorístico y algo más empático. Con quien más muestra esto es con su hermana, a quien le tiende plena confianza, llegando incluso a mostrarse sobreprotector con ella.

Historia del personaje:
Era otra vez lo mismo, la historia se repetía una y otra vez, como un disco rallado. Y nunca, pero nunca, cambiaba algo del proceso.
Lo que le parecía curioso, era lo seguro que estaba de que aquello lo había vivido más veces en su vida, cuando no recordaba ninguna de las anteriores. Pensaba en ello para no enfocarse en el impacto de los golpes en su cuerpo, pues sabía que no podría detenerlo.

Su vida ya no había comenzado del todo bien: Nació en Traverse City. Sus padres, haciendo caso a las palabras del doctor, le habían puesto el nombre de Daisy. Gran error. Su infancia fue dura, pues tuvo que crecer como una niña, hecho por el cual automáticamente comenzó a sentir rechazo a cualquier cosa que sus padres y la sociedad catalogaran como femeninas. No era culpa suya no ser capaz de exteriorizar quién realmente era, o más bien que nadie de su entorno entendiese lo que quería decir. Siempre le respondía con lo mismo: Que no podía ser un niño, lo “graciosa” que era, lo ridículo que era lo que pedía… Y lo único que pedía era ser él mismo.

Pero lo peor no había sido eso, lo peor vino después. Su adolescencia, nada más doloroso que aquella etapa aún activa en su vida. Fue el momento en el que por fin salió del armario tanto a nivel familiar como social y donde sus días empezaron a tener esa especial y dura monotonía, todo por ser diferente a la mayoría: Empezaba siendo humillado delante de todos, trataba de evitarlo corriendo al baño pero le esperaban fuera del cubículo para darle una paliza entre los tres matones de la clase. Y a pesar de que su mente lo borrase por completo al día siguiente, sabía que su piel comenzaba a acostumbrarse al dolor. Suponía que también influía en ello las múltiples marcas que invadían sus brazos y muslos; era adicto a la sensación de dolor; por lo menos le ayudaba a aliviar el interno.
Debido a las palizas con las que tenía que lidiar día tras día, empezó a trabajar por cuenta propia, informándose sobre autodefensa y empezando así su autodidactismo.
Nada más cumplir la mayoría de edad pudo comenzar con el tratamiento hormonal, lo que le hizo dejar de sentirse tan mal consigo mismo… a medias; a pesar de tener un aspecto mucho más acorde a lo que él añoraba, seguía teniendo ciertas inseguridades encima de las que no parecía poder desprenderse. Suponía que era por todo lo que soportaba día tras día.

Algo bueno aconteció en su vida: Tras terminar sus estudios, consiguió trabajo en un estudio de tatuajes en Traverse City como aprendiz, iba todas las tardes de Lunes a Sábado. Esas horas haciendo lo que más le gustaba y a lo que siempre se quiso dedicar le ayudaban a despejarse y olvidar aquello que definía como “toda la mierda que cargo en la espalda”.
También, debido al trabajo, estuvo con nuevas compañías, por las cuales empezó a cogerle especial gusto a las motos y a las armas, de las que habría aprendido también ciertas cosas, como su mecanismo, entre otras cosas; también se adentró en el mundo de las drogas. Esto último se habría convertido en su principal vía de escape en los ratos que estaban juntos al salir del curro, también de vez en cuando al encerrarse en su habitación, abriendo solo la ventana para airear lo máximo y disimular junto a algo de colonia barata el olor de la marihuana. Era consciente de que igual no era la mejor salida, pero no era algo que le importase en demasía; necesitaba aferrarse a algo con todo su ser.
Un día como cualquier otro estaba encerrado en su habitación, llorando, probablemente colocado, deseando dejar de sentir aunque fuese por unos minutos o, en su lugar, caer en un sueño profundo que le llevase al final de sus días. Habría seguido pensando en ello de no ser por su hermana, quién invadió el silencio de su habitación sin permiso previo -tampoco le hacía falta, era la única persona a la que le dejaba entrar siempre que se le antojase, daba igual la situación por la que él estuviese pasando, también porque era la única persona que era consciente de toda la lucha interna por la que llevaba pasando desde prácticamente su nacimiento- enseñándole una llave. Le dijo que hiciese sus maletas, pues se iban a  mudar independientemente de sus padres.

Se mudaron a Beulah, zona de la que apenas salían por pura comodidad; iba a Traverse City principalmente por su trabajo, pero poco más. Axel estaba enfocado en su trabajo, sin permitirse demasiados caprichos -unicamente gastaba en tabaco, pues por otra parte estaba intentando dejar la marihuana- y gastando solamente en lo necesario para ahorrar todo lo posible, pues su meta era mudarse por su cuenta. Al fin y al cabo, por mucho que le gustase la zona en la que vivía y en la que trabajaba, quería aspirar a algo más grande, algo que no iba tanto con su hermana, quien parecía estar atada de alguna forma a su ciudad natal; no la culpaba. Y así fue: Pasado el tiempo, ahorrada gran cantidad de dinero, preparó las pocas cosas que tenía para partir, y entre varias opciones decidió finalmente su destino: San Andreas. Era el lugar que más le llamaba la atención, pues el norte le había cautivado en gran medida: no era demasiado grande, y parecía tranquilo cuanto menos. A mayores, así no se sentiría tan cerca de todo aquello que le recordaba a su pasado.
Pisó tierra y sonrió: Empezaba su "nueva vida", como quería definirlo.


Última edición por aranpito el Miér Jul 07, 2021 7:25 pm, editado 1 vez
MajoSMeryS
Mensajes : 176
Fecha de inscripción : 08/12/2020
Edad : 19
Ver perfil de usuario

Historia Axel Jones Empty Re: Historia Axel Jones

Miér Jul 07, 2021 4:30 pm
Historia Axel Jones Whitel10
Accede a nuestro servidor de Discord para poder realizar la entrevista oral: https://discord.io/Hysteria_RP

MajoSMeryS
Mensajes : 176
Fecha de inscripción : 08/12/2020
Edad : 19
Ver perfil de usuario

Historia Axel Jones Empty Re: Historia Axel Jones

Jue Jul 08, 2021 9:11 pm
Historia Axel Jones Whitel12
[center]Entrevista aprobada por el entrevistador: Nombre de entrevistador MajoSMeryS

Volver arriba
Permisos de este foro:
Puedes responder a temas en este foro.