Hysteria RP
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
Ir abajo
UVE7
Mensajes : 2
Fecha de inscripción : 06/07/2021
Edad : 34
Localización : Great Falls, Montana
Ver perfil de usuario

Historia Sam Reilly Empty Historia Sam Reilly

Mar Jul 06, 2021 2:52 pm
Nick Discord: UVE7#4123.

Nombre: Samuel John Reilly.

Edad real del jugador: 36.

Fecha de nacimiento: nacido el 10 de Octubre de 1986 (34 años).

Lugar de nacimiento: la casa de los Reilly en Great Falls (Montana, EEUU) estaba ubicada en la calle 14, entre la 16 y Sunnyside Avenue. Era un barrio de casas pequeñas, un lugar tranquilo y humilde donde crecer en el estilo de vida americano.

Familiares del personaje: John Reilly (padre), Gail Reilly (madre), Stanley Reilly (hermano mayor) y Edmund Dallas (no es familia, pero es su mejor amigo).

Historia del personaje (Minimo 300 Palabras)

Samuel John Reilly, “Sam” para los amigos, creció en un barrio humilde cerca de Sunnyside Avenue, en Great Falls, Montana. Sus padres, dedicados casi por entero a la esclavitud de la vida laboral y al pago de las letras de su hogar, apenas estuvieron presentes en su etapa infancia, por lo que Sam conoció el lado más oscuro de Great Falls desde que su abuela falleció y dejó de encargarse de él, cuando solo contaba con ocho años. Fue a partir de los seis años, cuando entró en la educación primaria, que conoció a Edmund, quien sería su mejor amigo prácticamente para toda la vida.

Sus primeros años en las calles estuvieron marcados por el descontrol de quien no sabe cuándo frenar. Los chavales se pasaban el día sin la supervisión de los adultos y su abuela tendía a consentirle conductas poco apropiadas. Desde los diez ya comenzaron las peleas y se metieron incluso en algunos robos menores a los doce años.

Conoció el alcohol por primera vez con quince, en una mañana que pasaron el grupito de amigos en Gibson Park, en lugar de estar en clase. Entonces le sucedió lo que viene siendo habitual en la adolescencia cuando se entra en contacto con la bebida: resaca, vómitos y ese sentimiento de “no volveré a hacerlo nunca más” martilleando tu cabeza.

Durante esos años, Sam tenía en mente a una de las chicas de su clase: Aurora Redwood. La admiraba en secreto y solía estar siempre pendiente de sus movimientos en público, aunque nunca se atrevió a decirle nada directamente. No llegó a hacerlo porque, básicamente, se la cargó antes.

Tenía diecisiete cuando le invitaron al cumpleaños de un compañero de clase, Daniel Lorey. Se celebraba en un pequeño local —una vieja cafetería que había cerrado dos años antes— alquilado en el 705 de Central Avenue para la ocasión. Daniel era, además de alguien conocido para Sam, la pareja de Aurora. En la fiesta, además del omnipresente alcohol también empezaron a circular unas pastillas de color violeta con forma de corazón. Evidentemente, Sam no llegó a probarlas —suficiente tenía con la tremenda cogorza que se estaba cogiendo—, pero sí que lo hicieron bastantes de los asistentes al cumpleaños.

Debido a una serie de desafortunados acontecimientos —la borrachera del anfitrión y la situación colectiva de la concurrencia— terminó conduciendo el coche de su madre con Aurora en el asiento del copiloto. Estaba tan nervioso como borracho, y no fue capaz de pronunciar una sola palabra en su presencia, más allá de asentir ante las indicaciones que la joven le daba.

De camino a acercar a Aurora a casa de sus padres, en la salida de un aparcamiento de una gran superficie donde vendían ordenadores —CTR Computers, en el cruce de la calle 12 con Central Avenue— se cruzó una camioneta conducida por un hombre de mediana edad, un fontanero que acababa de renovar el contrato de su teléfono móvil. Sam circulaba a una alta velocidad y no estaba todo lo pendiente que debería a la carretera.

El viejo coche de su madre chocó contra la parte lateral del morro de la camioneta y dio una vuelta de campana, aterrizando y deslizándose por el asfalto con su propio techo. Aurora murió en el acto, con parte de los cristales de las lunas laterales incrustados en el cuerpo y una enorme brecha en la cabeza.

Sam solamente sufrió una dura lesión en la rodilla pero fue detenido por el alto grado de alcohol en sangre que se le detectó. Fue directo al Juvenile Detention Center que hay en el 1600 de la calle 26 de Great Falls.

Allí pasó diez meses en el ostracismo, alejado de su distante familia y de la compañía de Edmund. Se relacionó principalmente con otros chavales que, en el peor de los casos, se habían dedicado a los robos, por lo que no le fue sencillo ser “el asesino” del reformatorio.

Great Falls es uno de esos lugares que son lo suficientemente grandes como para no ser un pueblo pero que conservan ese espíritu de “aquí nos conocemos todos”. Eso le envió directo al ostracismo y a la soledad.

Se volvió aún más introvertido y la culpa por la muerte de Aurora comenzó a atormentarle —lo seguiría haciendo hasta la fecha actual—. Apenas había pasado un año de su salida del correccional, Sam ingresó en la Academia Militar, comenzando su instrucción en la Base de la Fuerza Aérea Malmstrom, al este de Great Falls. Quería empezar una vida diferente, alejado del entorno del pueblo y, la oportunidad de entrar en el ejército era la forma perfecta de volver a empezar.

En los años siguientes se especializaría en el manejo de vehículos aéreos —destacando por su manejo en los helicópteros modelo Apache y Buzzard— y en atender médicamente a sus compañeros de pelotón.

Aunque aprendió a manejar y a disparar armas con soltura, logró durante toda su carrera evitar emplearlas en combate. De hecho, nunca llegó a estar destinado a primera línea.

Pocas semanas después de cumplir 28, Sam recibió una visita inesperada. Daniel Lorey se presentó con una Benelli —una escopeta bastante común—, queriendo ajustar cuentas por la muerte de Aurora, más de una década antes.

Sam disparó en defensa propia y acabó con la vida de quien iba a ser su verdugo. Se produjo un juicio militar y le abrieron expediente, aunque el tribunal le exoneró de toda culpa, ya que había sido un asesinato en legítima defensa.

Pero no dejaba de ser un asesino.

Fue trasladado a la Base Militar de Fort Zancudo, en San Andreas, para ejercer como instructor del área médica de la división aerotransportada. La culpa le devoraba por dentro. Volvió a recurrir a una vieja amiga, la botella.

Sorprendentemente se mantuvo siendo un formador competente durante casi un lustro, hasta el momento en el que sus problemas con el alcohol y los remordimientos se hacían insostenibles.

Los psicólogos le licenciaron por primera vez a los treinta y dos años, en lo que parecía una baja por depresión común. Durante los años siguientes trabajó alternativamente hasta que, por reiteración, fue su superior, el General Blackwood quien le licenció, pero esta vez permanentemente.

Sin posibilidad de poder surcar de nuevo los cielos, una de las pocas cosas que le hacían feliz, Sam decidió comprarse una moto y comenzar una nueva vida dejándose llevar por los acontecimientos y la carretera. Su objetivo era ayudar a la gente de su alrededor a tener vidas mejores, pues entendía que era una forma de compensar el daño que había causado.

Mientras dudaba entre volver a Great Falls o comenzar una vida anónima en Los Santos, recibió la llamada de su gran amigo Edmund, al cual no veía desde hacía años —aunque sí que habían mantenido el contacto por redes sociales—.

Edmund acababa de divorciarse y parecía también querer volver a empezar, por lo que decidió probar con la promesa de una nueva vida en San Andreas, dejando a un lado el reencuentro con Montana, con sus padres —apenas habían cruzado unas frases en el último año— y con el resto de su pasado. Además, y lo que era más importante: su amigo necesitaba ayuda.

Objetivos del personaje

Está comenzando una nueva vida después de licenciarse de Fort Zancudo. No tiene claro si volver a Great Falls, a la vieja casa de sus padres, de alguna forma, ha tomado la llegada de su viejo amigo de la infancia, Edmund como una señal de que el camino de la redención pueda pasar por salvarle también a él, y por quedarse en Los Santos.

Es esa redención su gran objetivo vital, producto de su sentimiento de culpabilidad, que le impele a ayudar desinteresadamente a los demás. Siente que vive de prestado y será capaz de sacrificarse por algo que mejore la vida de los demás.

Aunque no es la pasión de su vida, sí que le gustan mucho las motocicletas, casi tanto como surcar los cielos en un helicóptero. La velocidad le hace sentir libre y buscará, siempre que sea posible, viajar y disfrutar de la libertad de la velocidad, bien sea por tierra, mar o aire.

Fortalezas del personaje

Sam intenta no juzgar a la gente con frecuencia, aunque suele responder de forma negativa cuando le juzgan a él. Si dejamos esto a un lado, se podría decir que su carácter es servicial y comedido. Como pretende llevar a cabo una redención imposible, es muy persistente intentando mejorar la vida de los que le rodean. Tiene un buen estado de forma y los nervios de acero en situaciones de tensión, aunque su verdadero punto fuerte es su capacidad estratégica.

Debilidades del personaje

La forma de ser de Sam implica que posee una cierta ingenuidad, algo que, junto a un carácter rudo y la apariencia malhumorada, le ha acompañado siempre. Todo lo que implica utilizar armas para dañar a los demás le genera dudas y hace que no preste demasiada atención a conservar la puntería que tenía cuando era militar... Y por supuesto, nunca será el primero en disparar a otro.

Además, el demonio de la bebida está planeando constantemente sobre su vida. Fue alcohólico y no ha podido dejarlo definitivamente, por lo que, siempre que se presente la oportunidad tendrá fuertes tentaciones de emborracharse y, una vez comience a ello, no habrá descanso. Una vez ebrio, Sam es capaz de cualquier cosa.

Miedos del personaje

El principal miedo del personaje es volver a cometer un tercer asesinato. Sabe que la vida en EEUU no es sencilla y que es fácil llegar a situaciones peligrosas, pero no quiere ser esa clase de persona. Sufre de forma recurrente pesadillas, especialmente cuando se relaciona con gente problemática o está ayudando a gente en apuros. Así, además de evitar y recordar el pasado, tiene un fuerte temor por el alcohol, el mismo que atracción. Deshinibido los miedos desaparecen.
MajoSMeryS
Mensajes : 176
Fecha de inscripción : 08/12/2020
Edad : 19
Ver perfil de usuario

Historia Sam Reilly Empty Re: Historia Sam Reilly

Mar Jul 06, 2021 6:51 pm
Historia Sam Reilly Whitel10
Accede a nuestro servidor de Discord para poder realizar la entrevista oral: https://discord.io/Hysteria_RP

Volver arriba
Permisos de este foro:
Puedes responder a temas en este foro.